Tratamiento Fertilidad Natural

Mejorar tu fertilidad es posible y está en tus manos

Este apartado puede ser de igual interés para las parejas que quieran quedarse embarazadas de un modo natural como para aquellas que deciden someterse a un tratamiento de fertilización asistida.

 

En este apartado se quieren dar a conocer las diferentes técnicas y suplementos que pueden ayudar a mejorar tu fertilidad, ya sea para conseguirlo naturalmente o mediante una fecundación In-vitro.

La fertilidad es la expresión de un cuerpo sano.

 

A través de los tratamientos de fertilidad natural el objetivo es que todo el cuerpo esté en armonía y en su máximo esplendor para que el embarazo pueda suceder.

 

La infertilidad no es una situación permanente.

 

Cuando hay un problema de fertilidad, debería analizarse qué es lo que está causando ese bloqueo físico, y simplemente, devolver el equilibrio a la persona.

 

Este objetivo es el mismo para las parejas que se someten a técnicas de reproducción asistida. Con el acompañamiento de remedios naturales, acupuntura y técnicas de liberación de estrés o emocional, pueden aumentar las probabilidades de éxito de su FIV.

 

Un buen tratamiento de fertilidad natural analiza primero las necesidades de cada persona de manera individualizada para poderle devolver el equilibrio interno.

 

Basados en esta premisa el tratamiento de fertilidad puede ser muy diferente para dos personas que buscan un mismo objetivo: el embarazo.

Con estas técnicas y estos suplementos puedes mejorar tu salud y por tanto tu fertilidad para conseguir tu embarazo. Se aplican tanto a mujeres como a hombres siempre con un tratamiento personalizado.

 

En Fertilit & Me aplicamos todas estas técnicas de manera individualizada basadas en un diagnóstico previo:

 

 

 

Este artículo es de carácter informativo y no intenta diagnosticar, ofrecer tratamiento médico o nutricional o reemplazar el consejo de un terapeuta profesional. La toma de remedios naturales  y/o plantas chinas no debería realizarse sin consultar a un terapeuta certificado. Consulta a un profesional de la salud para seguir un plan de tratamiento conveniente para ti.