Cómo actúa la “Ley del mejor” en la fertilidad femenina. El mejor óvulo.

8 diciembre, 2020

Voy a hablaros del proceso de la OVOGÉNESIS (es decir, cómo se forman los óvulos) y de como actúa la ley natural “del mejor” en este proceso.

En la pubertad llegan entre 400.000 FOLÍCULOS PRIMORDIALES, de los cuales en su proceso de maduración vamos a ir perdiendo muchos de ellos, y de modo que en toda la edad adulta la mujer tendrá alrededor de 400 ciclos. Estos 400 ciclos si tenemos un ciclo al mes más o menos, nos darán un poco más de 33 años fértiles.

Todo esto es aproximado, y puede variar según la genética, de una mujer a otra. Pero en líneas generales, si nuestra primera menstruación ha sido sobre los 12 años, debemos de tener en cuenta que cuando llegamos a los 40 nos quedan ya pocos para gastar.

 

Por este motivo, tener una AMH (la hormona muleriana) baja cuando rondamos esa edad, ES NORMAL. No es un diagnóstico. Es una realidad fisiológica, para la cual no es realmente necesario realizar ningún test.

 

Los folículos van a ir madurando hasta tener un óvulo preparado para poder ser fecundado. En este proceso de maduración tiene varios pasos: vamos a pasar a un folículo PRIMARIO UNILAMINAR (con algunas células ya sensibles a la FSH); para pasar a formarse el folículo primario MULTILAMINAR (se va a empezar a formar la capa de células theca, sensible a la hormona LH), de allí se continua la maduración con el folículo SECUNDARIO multilaminar (siguen proliferando las células granulosas sensibles a la hormona FSH), y finalmente el folículo TERCIARIO o ANTRAL; que será el que va a acabar de madurar y se formará el folículo dominante, el que va a ovular.

 

Los folículos terciarios van a competir para ver cuál será el DOMINANTE.
El dominante sería aquel que la naturaleza ha escogido como “el MEJOR”, el que ese ciclo tiene la posibilidad de ser fecundado para crear un embrión y una personita nueva en el mundo.

El folículo dominante:
✔️tiene más receptores de FSH
✔️está más vascularizado
✔️produce enzimas que impiden que los otros folículos terciarios crezcan
✔️produce más estrógenos.

 

Cuando una mujer hace un proceso de FIV, lo que se está haciendo es que todos los folículos antrales van a madurar a la vez (o todos los que puedan hacerlo mediante el estímulo externo de la medicación). Con esta actuación, lo que sucede es que se van a utilizar para ser fecundados todos, no solamente el mejor.

Esta intervención tiene sus ventajas:
Al haber más, se plantea la posibilidad que hay también más probabilidades de embarazo.

 

Mi pregunta sería ¿Más es mejor?
Y le seguiría la pregunta: ¿Qué hubiera pasado si a esa misma mujer le hubieran solo extraído el folículo dominante para hacer la fecundación in-vitro?

No lo sabemos, porqué no hay estudios que comparen las tasas de éxito con una o la otra intervención.

 

Mi observación es que los recursos del ser humano NO SON ILIMITADOS. Para que crezcan esos folículos, se reparten los recursos. Es decir, los nutrientes de los que dispone la mujer en ese momento, se repartirán entre las diferentes células.

Por este motivo aunque hay situaciones en qué quizás nos resulte interesante sacar lo más posible (quizás en una preservación de ovocitos en mujeres que no quieren ser todavía madres pero los quieren congelar para el futuro). Pero hay otras situaciones como en mujeres con una baja reserva que puede ser más contraproducente que realmente favorable.

 

 

Cristina Mora
Acupuntura y Medicina Tradicional China
Licenciada por la Universidad de Gales (UK)
Graduada en Naturopatía y PNIe
Kinesióloga y Terapeuta en Biorresonancia
Fertility & Me – Balanced Living

x

Este artículo es de carácter informativo y no intenta diagnosticar, ofrecer tratamiento médico o nutricional o reemplazar el consejo de un terapeuta profesional. La toma de remedios naturales  y/o plantas chinas no debería realizarse sin consultar a un terapeuta certificado. Consulta a un profesional de la salud para seguir un plan de tratamiento conveniente para ti.